Antoni Arcas

|

22 febrero, 2018

Ser capaces de respirar libre y fácilmente es algo que damos por sentado, algo que compartimos todos los seres humanos, pero no siempre es así. Hay muchas personas que padecen de rinitis crónica o continua, ya sea por un congestión constante resultado de alguna alergia, infecciones virales o por un tema estructural, como tener un tabique desviado. Esto provoca un impacto sustancial en la calidad de vida de una persona.

Existen dos tipos de rinitis, la rinitis alérgica y la que no lo es, caracterizada por la inflamación de los conductos nasales. Es una afección muy común que puede afectar la productividad del individuo ya sea en el trabajo o escuela y que además puede crear problemas con las interacciones sociales. Además, la rinitis puede agravar otras afecciones, como el asma y la otitis, que involucran infecciones en el oído interno, medio o externo.

La rinitis alérgica

La rinitis alérgica trae consigo signos y síntomas que normalmente asociamos con un resfriado. Sin embargo, a diferencia de un resfriado común, la rinitis alérgica no es causada por un virus, sino por una reacción a algún tipo de alergeno.

La lista de posibles alérgeno es larga e incluye polen, ácaros, polvo, humo, mascotas…

Algunos de los síntomas más comunes de la rinitis alérgica son:

  • Congestión nasal
  • Conjuntivitis alérgica, que se presenta con ojos llorosos, picazón y enrojecimiento en los ojos
  • Estornudos
  • Tos
  • Irritación en la nariz
  • Cosquillas en el paladar o la garganta
  • Decoloración e inflamación debajo de los ojos
  • Goteo
  • Falta general de energía y fatiga

Rinitis no alérgica

La rinitis no alérgica, que con mayor frecuencia afecta a los mayores de 21 años, involucra congestión crónica pero sin una causa aparente. Los síntomas son como los de la rinitis alérgica, pero no están relacionados con los alérgenos. Aunque la causa puede no ser atribuida a una reacción alérgica, hay desencadenantes, que pueden incluir aspectos como cambios climáticos, olores, así como ciertos alimentos, medicamentos y problemas de salud. Los síntomas de la rinitis no alérgica, que a menudo aparecen y desaparecen durante todo el año, pueden incluir:

  • Estornudos
  • Goteo posnasal
  • Tos

Una de las pistas para ayudar a distinguir la rinitis no alérgica de la rinitis alérgica es que generalmente no hay ninguna evidencia de irritación en la nariz, ojos o garganta.

La rinitis no alérgica se diagnostica típicamente después de descartar la rinitis alérgica. En muchos casos, es posible que no se determine la causa exacta. En otros, puede haber una correlación directa con una infección, el uso excesivo de medicamentos, especialmente descongestionantes, o un problema estructural como un tabique desviado.

Las reacciones alérgicas se pueden tratar con medicamentos e identificar las causas particulares y evitarlas en la medida de lo posible. Cuando la causa es estructural, como un tabique desviado, la corrección requerirá cirugía. Ya sea que la afección esté relacionada con alérgenos o sea estructural, el primer paso es acudir a la consulta.

Corregir el tabique desviado

Si el problema es un tabique desviado, la mejor solución es acudir a mi consulta y someterse a a una rinoplastia. La reparación del tabique es una intervención relativamente sencilla gracias a este procedimiento.

Con la técnica Rinofast se interviene bajo anestesia local y de manera mínimamente invasiva. Las pequeñas incisiones se sitúan dentro de la nariz por lo que son invisibles a los ojos de la gente. Además la recuperación con este procedimiento es realmente muy rápida, de unas 48 horas aproximadamente.

Rinofast permite los mismos resultados que con una rinoplastia tradicional pero:

  • Con resultados inmediatos
  • Reincorporación a la actividad laboral al la semana
  • Ausencia de inflamación postquirúrgica y hematomas
    Mejoría inmediata de la dificultad respiratoria previa
  • Ausencia de taponamientos nasales
  • Es completamente indoloro y no requiere ingreso hospitalario ni anestesia general
  • Todo esto nos permite ofrecer costes más bajos que en una rinoplastia convencional

Si quieres beneficiarte de nuestra técnica Rinofast y corregir el tabique para respirar mejor, con resultados estéticos naturales en una hora, no dudes en contactar con nosotros, estudiaremos tu casos y te ofreceremos la mejor solución.

Rinofast, la rinoplastia avanzada

Cirugía rápida y sencilla sin anestesia general ni ingreso

Resultados excelentes y recuperación inmediata

Intervención más economica

Más informaciónConsultar ahora

El especialista de Cirugía Oral y Maxilofacial Dr. Arcas lidera el equipo de médicos y cirujanos de la clínica maxilofacial MaxiloDexeus de Barcelona.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Dejanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest