La opinión del experto: sobre la fractura de Carles Puyol

traumatismo facial. A pesar del fuerte golpe en la cara, Puyol siguió jugando ese partido… y sólo 15 días después ya se ha ofrecido para volver a los terrenos de juego. Concretamente, Puyol desea jugar con el Barça este sábado, 15 de septiembre: es decir, cuando habrán transcurrido 3 semanas desde la lesión. Desde el ámbito médico: ¿es esta decisión adecuada? Como podéis escuchar en la entrevista (al final del post) realizada al Dr. Gorina, especialista en cirugía oral y maxilofacial de nuestro servicio, la respuesta es clara: no. Dejadme que os explique la singularidad del tratamiento de las fracturas en el pómulo. El principio del tratamiento de toda fractura es reponer el hueso a su localización original y estabilizarlo durante 40 días para lograr la consolidación. A nivel del malar, el grado de rotura y de  desplazamiento es el determinante para que precise un abordaje quirúrgico y la colocación de miniplacas. Si en el TAC observamos, como sucede en el caso de Carles Puyol, que la fractura no está desplazada, podemos evitar el tratamiento quirúrgico porque el malar tan solo recibe carga por parte de la musculatura facial y generalmente no consigue desplazar el malar. Sin embargo, ese hueso debilitado en proceso de consolidación sí puede desplazarse ante un golpe en la cara que no tiene que ser excesivamente fuerte, y que implicaría la necesidad de pasar por quirófano. Por tanto, biológicamente hablando, el hueso tarda en consolidarse, tras una fractura de este tipo, un mes. Pese a que Puyol, en caso de jugar, lo hará utilizando una máscara protectora, se trata de una cobertura parcial. Un golpe fuerte podría suponerle un desplazamiento del pómulo. Un desplazamiento mínimo, de uno o dos milímetros, podría abrir de nuevo la fractura y mermar al paciente a nivel estético. No es la primera vez que vemos a Carles Puyol con una máscara protectora. Es, de hecho, la cuarta. ¿En qué consisten estas máscaras? Generalmente están realizadas a base de poliuretano u otro material plástico. El material utilizado se coloca directamente sobre el rostro del paciente, y luego se le da la forma. Son duras y se adaptan perfectamente a la cara, pero como insiste el Dr. Gorina, su protección es siempre parcial, y no evita al 100% posibles desplazamientos o nuevos problemas en caso de recibir un duro golpe. Siempre que se produce un caso como este, reincidente, las máscaras se deben crear de nuevo, pues se ha podido producir un desplazamiento del pómulo desde entonces y en las repetidas fracturas, y es necesario que la máscara se adapte totalmente a los movimientos del paciente (a los movimientos sobre el terreno de juego –saltos, carreras, etc- en este caso). Os recomendamos que escuchéis las palabras del Dr. Gorina. Y a Puyol, como ya le habrán dicho los servicios médicos del club, lo que le recomendaríamos es que aguarde un poco, y cumpla el plazo de esos 30 días para que el hueso se consolide totalmente y pueda volver a jugar con plenas garantías. Y sin máscara. Entrevista al Dr. Gorina: http://youtu.be/cRevZhpoNPo

Dr. Toni Arcas

Dr. Toni Arcas

Referente en Cirugía Oral y Maxilofacial en Barcelona

Con más de 20 años de experiencia en Cirugía Maxilofacial y Estética Facial, el Doctor y Profesor Toni Arcas, es un referente en esta especialidad en Barcelona. El doctor lidera el equipo de médicos y cirujanos de la clínica maxilofacial MaxiloDexeus de Barcelona. Más información sobre el autor del artículo: Dr. Toni Arcas