Está más que demostrado que la tasa de éxito de los implantes dentales son excelentes, realmente es la solución más eficaz en caso de pérdida de una o varias piezas dentales. Sin embargo, en casos muy reducidos se puede dar un fracaso, éste es debido mayoritariamente a una osteointegración insuficiente. En la consulta queremos conseguir un 100% de éxito, por ello seguimos investigando y trabajando para ofrecer los mejores tratamientos posibles.

Normalmente, el fracaso ocurre en paciente mayores de 50 años (en 1 o 2% de los casos) a causa de una disminución rápida del contenido mineral óseo y de su calidad ósea, algo que no ocurre en los pacientes más jóvenes.

En la consulta disponemos de varios tratamientos para pacientes con falta de hueso, además de carga inmediata como los all-on 4 o all-on 6, o cigomáticos en casos más extremos. También ofrecemos tratamientos de regeneración ósea como la elevación de seno, métodos rápidos que permiten colocar el implante al mismo día de la intervención.

Obviamente, proporcionar la rehabilitación oral en pacientes con suficiente hueso se traduce en protocolos muy rápidos y fáciles. El verdadero desafío para la industria dental es, actualmente, ser capaz de proporcionar estas mismas opciones para aquellos pacientes con los niveles más bajos de densidad de masa ósea.

La pregunta es: ¿pueden las mejoras en el diseño de los implantes dentales realmente superar los problemas de una osteointegración exitosa en pacientes con un hueso gravemente comprometido?

La implantología: un sector en constante investigación

Sólo en la última década, la industria ha visto un cambio muy notable en la investigación de mejoras en el diseño de implantes dentales. Ahora, a medida que se adquieren más conocimientos sobre cómo reacciona el tejido óseo cuando se colocan materiales biocompatibles, los cambios en la topografía del implante, las mejoras en la hidrofilia y el desarrollo de nuevos recubrimientos exteriores, se cree que es totalmente posible mejorar la osteointegración en personas con un hueso comprometido (así como en aquellas con hueso sano).

Por lo tanto, las mejoras en la conformación cilíndrica o cónica (diseño de rosca y conexión de pilares), la rugosidad de la superficie del implante y las modificaciones en la nanotecnología, se considera que tienen un impacto positivo en el proceso de osteointegración.

Macro tecnología en implantes dentales

En los últimos años, mientras que la mayor parte del esfuerzo científico se ha centrado en la micro y nanotecnología, no olvidemos que la macrogeometría ideal combinada con una preparación suficiente de la fresa del implante es siempre la base fundamental para cualquier tipo de éxito clínico.

Las variaciones y la distancia entre las roscas interiores y exteriores, por ejemplo, son tan importantes para la estabilidad inicial como lo es la superficie de un implante para una osteointegración exitosa. Como tal, los diseños en la geometría del implante han avanzado hasta el punto en el que pueden superar el problema de la caída de estabilidad del implante y proporcionar un ajuste más rápido y estable.

Macro y Microtecnología: Las limitaciones

Aunque tanto las características superficiales a nivel macro como micro han demostrado sus capacidades en ensayos biológicos y en pacientes reales, el hecho es que cualquier característica significativa a escala macro y micro sólo puede tener un impacto indirecto en la actividad celular, limitando así su importancia para afectar el rendimiento general. En cambio, se cree que la verdadera interacción entre el material del implante y el tejido óseo se debe principalmente a las modificaciones nanotecnológicas de la superficie del implante. Pero, ¿por qué?

La Micro y Nanotecnologia

Nanotecnología: El verdadero avance

Se ha comprobado clínicamente que las pequeñas modificaciones de la superficie afectan varios procesos celulares como la alineación, la diferenciación, la migración y la proliferación. Por lo tanto, se cree firmemente que si estas modificaciones se perfeccionan e incorporan en el diseño de un implante dental, resultarán en un proceso de osteointegración más rápido; pero ¿cómo se logra esto?

Para modificar las superficies de los implantes a escala nanométrica, se utilizan métodos tanto químicos como físicos. Las funciones principales son mejorar la osteogénesis periimplantaria, aumentar la resistencia al desgaste, aumentar la resistencia a la corrosión y eliminar cualquier contaminante de la superficie.

Las empresas de implantes están invirtiendo fuertemente en nanotecnología y están obteniendo grandes resultados.

Al elegir un sistema de implantes, numerosos ensayos sugieren que el diseño “correcto” del implante dental tiene la capacidad probada de rehabilitar a los pacientes con mayor éxito y con tasas más elevadas de supervivencia, incluso en condiciones difíciles.

En Maxilodexeus siempre trabajamos con las mejores compañías, nuestros implantes están a la vanguardia, con los mejores materiales, diseños, que permiten la perfecta unión con nuestros pacientes. Siempre apostando por la tecnología, disponemos de todo tipo de tratamientos implantológicos para asegurar los mejores resultados. Por esto somos un centro referente y docente en implantología.

Si necesitas o quieres más información sobre nuestros implantes, tanto si tienes un hueso sano como si no, no dudes en contactar con nosotros, te ofreceremos la mejor solución, mínimamente invasiva, inmediata y cómoda para que vuelvas a sonreír.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest