Antoni Arcas

|

27 febrero, 2018

La otoplastia es la cirugía encargada de corregir alteraciones o anomalías en las orejas. En la consulta utilizamos la técnica de la otoplastia con hilos, una técnica muy rápida y segura que nos permite reposicionar las orejas prominentes o de soplillo en una posición más cercana a la cabeza, e incluso reducir el tamaño de las orejas en los casos necesarios.

Se trata de una de las cirugías más comunes, tanto en adultos como en niños de entre 8 y 15 años que padecen de burlas por el tamaño o forma de sus orejas. El éxito de la otoplastia que realizamos en Maxilodexeus es su rapidez; se trata de una intervención mínimamente invasiva, que no requiere ingreso hospitalario y que tiene un postoperatorio muy corto y cómodo para el paciente, por ello hemos bautizado la técnica como Otofast.

La otoplastia también nos permite corregir otros problemas como las orejas contraídas o de copa, lóbulos muy alargados y rasgados o daños producidos a causa de un traumatismo.

Complicaciones y riesgos de la Otoplastia

Complicaciones de la Otoplastia

Se trata de una cirugía muy seguro que apenas presenta riesgos o complicaciones, pero como cualquier intervención quirúrgica, pueden aparecer pequeños problemas poco frecuentes:

  • Infecciones: Es poco probable pero posible que se puedan infectar tanto la piel como el cartílago, por suerte tiene una solución muy fácil; tomar antibióticos, y solamente en raras ocasiones puede terminar en la formación de tejido cicatricial, lo que puede solucionarse con otra sencilla cirugía. Este riesgo existe en todas las intervenciones, pero con Otofast es muy poco probable ya que administramos medicación durante la misma intervención.
  • Sobrecorreción: Este riesgo tiene lugar en clínicas con poca experiencia en este tipo de cirugías, por ello siempre repito la importancia de ir a un centro referente. La falta de experiencia del cirujano puede provocar problemas de sobreprotección como:
    • Situar las orejas demasiado cerca de la cabeza.
    • Aparición de irregularidades en el contorno de la oreja.
    • Orejas asimétricas.
    • Otros errores en la corrección.
  • Coágulos de sangre: Es realmente excepcional que se forme un coágulo en una otoplastia. Normalmente eliminamos estos coágulos con una aguja o terminan desapareciendo por si solos. Puede ser un problema a considerar si se produce una hemorragia de cierta intensidad, por lo que será necesario controlar el proceso de cicatrización.
  • Problemas en los puntos o suturas: La pérdida de tensión en las suturas es posible que se produzca en niños de corta edad como consecuencia de su frenética actividad sumado a un escaso cuidado de la zona operada por parte del pequeño.
  • Pérdida de audición: Se trata de un riesgo prácticamente inexistente ya no se aborda el canal auditivo durante una otoplastia. Solamente en casos en que sea necesario modificar la concha de la oreja, puede afectar muy levemente las funciones del canal auditivo. Con el estudio previo que nos permite ver la anatomía del paciente y la experiencia de nuestros cirujanos, la intervención es 100% segura.
  • Alergias al material médico: Es muy poco frecuente y se trata de un riesgo presente en todas las cirugías; alergia a esparadrapos, material de sutura, etc. Se soluciona con medicación adicional. Si alguna vez a sufrido complicaciones por causas alérgicas, es importante comunicarlo a nuestro equipo.
  • Sangrado excesivo: En toda intervención existe el riesgo de sangrado excesivo durante o tras la cirugía. El sangrado puede producirse a través de la incisión o sin salida, quedando acumulada entre la piel y el cartílago. En ese caso se procederá a sacarlo mediante una fina aguja colocando un drenaje si fuera necesario. Si bien puede parecer aparatoso, no es una complicación importante y es de fácil solución.
  • Resultado no necesario, asimetrías y recidivas: El rostro humano no es 100% simétrico, la simetría perfecta es antinatural, siempre existen diferencias sutiles en tamaño y ubicación, apenas perceptibles para los ojos humanos. El problema se genera cuando estas asimetrías se hacen evidentes tras la intervención, necesitando incluso una nueva intervención.

Complicaciones y riesgos de la Otoplastia

Me he encontrado con pacientes que acuden a mi consulta para esta segunda intervención. También acuden pacientes con orejas recidivas; orejas que con el tiempo han vuelto a su posición inicial. En este caso lo solucionamos con una pequeña intervención de retoque, también con anestesia local.

Estas complicaciones se reducen en gran medida acudiendo a buenos centros, con un gran equipo y con experiencia acreditada como es Maxilodexeus.

Estudio previo antes de la operación de otoplastia

Antes de la intervención, realizamos un estudio para conocer la anatomía del paciente en profundidad y su estado general de salud y las posibles contraindicaciones ante la operación. Con toda esta información podemos simular y abordar una cirugía 100% planificada para el paciente, haciéndola mínimamente invasiva, muy rápida y, lo más importante, más segura.

Si estás interesado en Otofast y quieres más información sobre nuestra técnica, no dudes en contactar con nosotros, ¡estaremos encantados de atenderte!

El especialista de Cirugía Oral y Maxilofacial Dr. Arcas lidera el equipo de médicos y cirujanos de la clínica maxilofacial MaxiloDexeus de Barcelona.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Dejanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest