Antoni Arcas

|

6 marzo, 2018

Con frecuencia cuando realizo rinoplastias no solo corregimos la forma de la nariz, sino que una de mis preocupaciones es mejorar si es necesario la respiración. Para ello ademas de corregir el tabique si esta torcido, realizo una reducción de los cornetes, y para ello utilizo la radiofrecuencia.

¿Qué son los cornetes?

Los cornetes son unas alargadas y carnosas estructuras situadas en el interior de las fosas nasales que, en circunstancias normales, son útiles para proporcionar una respiración óptima, nos facilita la limpieza, el calentamiento y la humidificación del aire que inspiramos. Pero a veces estos cornetes adoptan un volumen mayor de lo normal, alterando sus funciones y causando molestias.

La principal molestia que provocan unos cornetes de más tamaño es una mala respiración por la nariz por parte del paciente, incluso dolores en la cara y en la cabeza, sensación de sequedad nasal o presencia de mucosidad nasal.

La dificultad para respirar obliga al paciente a respirar por la boca, lo que nos lleva a otros síntomas como la sequedad bucal, ronquidos por la noche, apneas del sueño, faringitis, entre otros.

Causas de la hipertrofia de los cornetes nasales

Este aumento exagerado de los cornetes nasales es llamado hipertrofia, una malformación causada mayormente por alergias, por el paso de los años o por enfermedades como resfriados o gripes, y también en algunos casos es causado por las condiciones climáticas como la humedad.

Cirugía de cornetes por radiofrecuencia

¿Qué tratamientos existen?

El tratamiento para la hipertrofia puede ser quirúrgico y no quirúrgico, dependiendo del caso, el objetivo de los mismos es reducir el tamaño de los cornetes para facilitar y mejorar la respiración al paciente.

El equipo médico puede recetar un tratamiento no quirúrgico, normalmente de 7 días. Este tratamiento es temporal y consiste en aplicar unas gotas en la nariz. En casos donde se observan unos cornetes más grandes, se puede realizar un tratamiento llamado turbinoplastia por radiofrecuencia. Esta cirugía de cornetes por radiofrecuencia hace desaparecer por completo los molestos síntomas que produce el agrandamiento de los cornetes nasales.

¿Cómo se realiza la cirugía de cornetes por radiofrecuencia?

Se trata de una intervención sencilla que se realiza de manera ambulatoria en la misma consulta. La intervención se practica generalmente bajo anestesia local y sedación. Gracias a la técnica de radiofrecuencia, el procedimiento dura solamente entre 5 y 10 minutos. Puede ser que el paciente deba llevar un taponamiento nasal durante un corto periodo de tiempo, pero podrá retomar las actividades cotidianas a las horas de terminar con la cirugía.

La radiofrecuencia se aplica mediante unos pequeños electrodos que se introducen en el espesor del cornete. Estos electrodos transmiten directamente las ondas a los tejidos; el paciente en ningún momento se sentirá molesto por este procedimiento, que provoca la vaporización y destrucción únicamente del punto de contacto, evitando el daño del tejido circundante.

Cirugía de cornetes por radiofrecuencia

Al ser un procedimiento que realizamos a través de los orificios nasales, no deja cicatrices externas. Conseguimos una reducción inmediata del volumen del cornete de manera rápida, sencilla y sin ningún tipo de marca, las ventajas principales de esta técnica son:

  • El tratamiento tiene un procedimiento muy rápido.
  • No deja cicatrices ni marcas.
  • Se realiza con anestesia local.
  • No es doloroso ni molesto.
  • Es una cirugía sin riesgos ni complicaciones.
  • Post operatorio sencillo y recuperación rápida.
  • Ofrece resultados excelentes.

Consideraciones postoperatorias

El paciente empieza a notar una mejora en la respiración una vez le sean retirados los taponamientos. Es normal presentar un poco de inflamación en el interior de las fosas nasales, ésta bajará con el paso de los días.

Con está técnica, sumándole la medicación preescrita, el paciente no tiene excesivas molestias ni dolores, solamente es posible que se produzca un pequeño sangrado ocasional por la nariz que suele ceder espontáneamente o por medio de un tapón de algodón.

En los días siguientes a la intervención, es normal la aparición de costras en el interior de la fosa nasal, lo que habitualmente se trata mediante lavados con soluciones salinas y la aplicación de pomadas especiales. A pesar de ello, las costras pueden persistir durante un periodo variable de tiempo, generalmente no superior a un mes.

Ahora que ya conocéis todos los detalles de esta tratamiento, sus ventajas y resultados, si queréis más información, no dudéis en contactar con nosotros, ¡estaremos encantados de atenderos!

El especialista de Cirugía Oral y Maxilofacial Dr. Arcas lidera el equipo de médicos y cirujanos de la clínica maxilofacial MaxiloDexeus de Barcelona.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Dejanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest