Avance de la línea del pelo o injerto capilar: ¿cuál es mi tratamiento?

Frecuentemente acuden pacientes a nuestra consulta preocupados por presentar una frente más ancha de lo normal provocada por una línea del pelo muy desplazada hacia atrás, un problema que les condiciona socialmente y, especialmente en verano, acomplejados al hacerse una coleta o llevar el pelo mojado, que les hace más difícil de disimularlo.

Para estos pacientes tenemos dos tratamientos de injerto capilar en Barcelona: podemos adelantar la línea del pelo o poner injertos capilares.

A primera vista parece que sean tratamientos muy parecidos e intercambiables según los gustos de los pacientes, pero no es así. Cada tratamiento, como veréis, esta indicado para un paciente muy determinado, y la intervención quirúrgica es también muy diferente.

Para aclarar el tema vamos a describir brevemente cada procedimiento:

Trasplante de pelo : se trata de extraer pelo de uno en uno (unidades foliculares) de la zona donadora, generalmente de la región posterior y colocarla en la zona con falta de pelo que suele ser la zona anterior facial y la región de la entradas.

Avance del pelo: se trata de avanzar el bloque de toda la primera línea del pelo en su conjunto a una posición mas adelantada, lo que significa quitar una tira de piel de la frente y de esta manera reducir el ancho de la frente.

¿Para quién va dirigida estas técnicas?

Antes de avanzar más, podemos decir que la cirugía de trasplante de pelo es mas característica en hombres y la de avance de pelo en mujeres, sin embargo no siempre es así:

  • Cirugía de avance capilar: para ser un paciente que se beneficie de esta técnica el primer requisito es tener una línea de pelo estable y densa; por tanto suelen ser mujeres que tienen una implantación de la línea de pelo muy posterior de forma congénita y por tanto tiene una frente muy amplia, que les condiciona socialmente.

Pero también es subsidiario un paciente hombre con el mismo problema, sin problemas de calvicie pero sin con una línea de pelo estable y frente amplia.

  • Cirugía de implante capilar: el paciente clásico es el hombre con alopecia androgénica, es decir, con recesión de la línea del pelo, con entradas. También en mujeres con problemas de pérdida de pelo similares, con falta de densidad capilar en determinadas zonas.

Sin embargo, esta cirugía estaría desaconsejada en el primer grupo, es decir, en mujeres con la línea del pelo retrasada, porque la implantación de pelo de forma unitaria no consigue aportar naturalidad y suele conllevar un fracaso de resultado o incluso la retirada del pelo ya implantado. 

Reducción de la línea de cabello con trasplante capilar

El injerto capilar es el método preferido para aquellos que tienen poco pelo en la línea del pelo o su nacimiento es desigual. Sin embargo, es necesario esperar a que se detenga la caída del cabello antes de someterse a una trasplante capilar sino, probablemente, será necesaria una segunda intervención en el futuro.

También es una buena opción para aquellas personas que no presentan una línea de nacimiento del cabello fina y desigual, ya que es posible someterse a un procedimiento de injerto capilar para añadir cabellos a la parte delantera de la cabeza y tener una frente más estrecha.

Ventajas e inconvenientes del trasplante capilar

Una de las ventajas de este método es que no deja cicatriz visible en la zona donante ni en la zona receptora.

La línea del cabello puede recrearse con la forma que desee el paciente; por ejemplo, podemos crear un pico forma de V en el centro de la línea del cabello o eliminar uno existente para alisar o redondear la línea del cabello. Por lo tanto, este método es especialmente adecuado para las personas que tienen preferencias especiales en cuanto al patrón y la forma de su línea de nacimiento del cabello, así como para quienes desean una línea de nacimiento del cabello gruesa y bien definida.

Un inconveniente de la restauración de la línea de nacimiento del cabello con injertos es que los resultados no aparecen inmediatamente. Hay que esperar al menos 6 semanas para ver los resultados iniciales de la intervención y hasta 12 meses para ver los resultados finales.

La cirugía de reducción de la línea del pelo

Con esta técnica, realizamos una incisión a lo largo de la línea del cabello de sien a sien. A continuación, retiramos una parte de la piel (entre 3 y 5 centímetros de ancho) y tiramos del cuero cabelludo hacia abajo para volver a unirlo a la piel restante de la frente mediante suturas que quedarán totalmente invisibles bajo la línea del pelo.

Los candidatos ideales para esta reducción quirúrgica de la frente son las mujeres con entradas que no tienen antecedentes familiares de pérdida de cabello, aunque los hombres también son buenos candidatos para este procedimiento. Las personas con líneas de cabello gruesas y fuertes que sólo están descontentas con el tamaño de su frente y no con la forma de su línea de cabello pueden optar por esta cirugía que les permitirá tener una frente más estrecha y proporcionada.

Ventajas de la cirugía de avance de la línea de pelo

La gran ventaja de esta reducción de la línea del pelo es que no es necesario esperar para ver los resultados, ya que son inmediatos y se pueden observar tras las cirugía. Además, las personas con una línea de nacimiento del cabello fuerte y sin antecedentes familiares de pérdida de cabello no necesitan esperar hasta que no se les caiga el pelo.

La intervención se realiza bajo anestesia local y sedación, con lo que no es necesario el ingreso hospitalario. El procedimiento no dura más de dos horas, ofrece una rápida recuperación y unos costes menores.

En muchos casos podemos aprovechar la misma intervención para remodelar la frente y corregir ciertas irregularidades, femenizar la frente, acortarla, colocar una prótesis, etc.

Además, muchos pacientes combinan esta intervención para realizarse un lifting de cejas, personas que presentan unas cejas muy bajas y quieren abrir su mirada.

Sabiendo las ventajas y características de ambas técnicas, existen ocasiones en que es posible combinar los dos procedimientos; consiguiendo rebajar la línea del pelo e injertar una serie de implantes capilares para mostrar un cabello más fuerte y sano. Las dos intervenciones pueden realizarse al mismo tiempo o con meses de diferencia, depende de las preferencias del paciente.

Conociendo ahora las dos técnicas para reducir el espacio de la frente, es momento de acudir a un experto, pues es quién te dirá cuál es el mejor procedimiento. Si tienes cualquier duda o quieres pedir una cita con nosotros, no dudes en hacerlo, ¡estaremos encantados de atenderte!

Dr. Toni Arcas

Dr. Toni Arcas

Referente en Cirugía Oral y Maxilofacial en Barcelona

Con más de 20 años de experiencia en Cirugía Maxilofacial y Estética Facial, el Doctor y Profesor Toni Arcas, es un referente en esta especialidad en Barcelona. El doctor lidera el equipo de médicos y cirujanos de la clínica maxilofacial MaxiloDexeus de Barcelona. Más información sobre el autor del artículo: Dr. Toni Arcas

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments