Implantes cigomáticos

En la rehabilitación con implantes del maxilar superior a menudo nos encontramos con problemas en la colocación de implantes para poder obtener una prótesis fija. Este déficit tanto en calidad como en cantidad de hueso en muchas ocasiones lo encontramos en una enfermedad periodontal (encías) de larga evolución que ha provocado una pérdida progresiva de hueso, o en pacientes portadores de prótesis completa cuya carga directa provoca un atrofia del maxilar hasta extremos que la paciente no es capaz de mantener sujeta en la boca su prótesis, con todos los problemas de masticación y sociales que ello conlleva.

Implantes cigomáticos

En estos casos la rehabilitación de los pacientes implicaba procesos largos y pesados que muchas veces incluían injertos de hueso, intervenciones largas, y periodos prolongados sin poder utilizar ningún tipo de prótesis.

Esta situación ha cambiado de forma radical gracias a los Implantes Zigomáticos. Estos implantes se basan en conceptos más modernos con la utilización del hueso remanente que tiene el paciente, por lo que elimina la necesidad de injertos óseos, y por tanto simplifica el tratamiento, aportando gran cantidad de ventajas.

La rehabilitación de estos maxilares tan atróficos se inicia con un estudio pormenorizado mediante un TAC maxilar y un estudio en tres dimensiones donde podemos obtener al máximo rendimiento del hueso del paciente. La rehabilitación de estos maxilares generalmente se realiza mediante dos o cuatro Implantes Cigomáticos y de 2 a 4 implantes convencionales en la región anterior.

Implantes cigomáticos

La intervención de colocación de Implantes Cigomáticos se realiza con anestesia local y sedación, y por tanto no requiere ingreso hospitalario, y su duración es reducida. A continuación el paciente rehabilitado con una prótesis fija unida a los implantes con la que el paciente puede comer desde el primer día. Esta prótesis se cambiará por la prótesis definitiva a los tres meses.

- No requiere injertos óseos.
- No requiere ingreso hospitalario.
- El post-operatorio se reduce a una ligera inflamación durante dos o tres días, y ligeras molestias.
- Al simplificar el proceso, el coste económico es sensiblemente inferior.
- La tasa de éxito es mayor respecto las otras alternativas como injertos o implantes convencionales.

Por tanto, la introducción de los Implantes Zigomáticos complementada con los implantes convencionales o implantes pterigoideos permiten ofrecer un tratamiento revolucionario en pacientes con atrofia óseas del maxilar superior, y proporcionales una solución protésica que aporta seguridad, confortabilidad y una estética que devuelve a los pacientes una calidad de vida que hacía años no disfrutaba, y que creía no podría volver a recuperar. Los Implantes Cigomáticos le harán volver a sonreír.

Testimonios:

Volver a implantes dentales sin hueso.

Imagenes cedidas por: Nobel Biocare

  • Tratamientos láser

    El laser rejuvenece a través de la técnica de aplicación de luz o foto. A través de luces diseñadas para rejuvenecer la piel envejecida

  • Implantes dentales

    Devuelve la función y la estética a tu boca en una sola sesión, con los métodos más modernos…

  • Implantes sin cirugía

    Desde ofrecerte cambios globales a tan solo conseguir una nariz más femenina, unas orejas más plegadas, o unos pómulos más marcados…

La información presente en la web no remplaza si no que complementa la relación médico-paciente, en caso de duda consulte con el médico de referencia