Seleccionar página

Toni Arcas

|

30 abril, 2019

La sonrisa es una de las expresiones más bonitas que tenemos los seres humanos, ya que expresa nuestra alegría y personalidad. Es posible que todos conozcamos alguna persona que al sonreír muestra una cantidad de encía mayor de lo esperado, podíamos llamarlo como un exceso de exposición de encía, esto se conoce como sonrisa gingival.

Obviamente existen diferentes grados de esta exposición, pero para algunas personas puede llegar a plantear un problema estético serio, generando baja autoestima y poca confianza, llegando a evitar sonreír, siendo un gran complejo.

Por suerte tiene solución, existen varios tratamientos dependiendo del caso de cada persona, vamos a verlos en este post.

¿Cuándo consideramos una sonrisa gingival?

Como todo lo que trata el campo de la estética, depende de la percepción de cada persona, pero se ha establecido como sonrisa gingival aquella que al sonreír se muestra más de dos milímetros de encía en hombres, y tres o cuatro milímetros en mujeres.

Se trata puramente de un problema estético, tener este tipo de sonrisa no conduce a ningún problema o patología, pero si que modificarla aportará importantes beneficios psicológicos y sociales para el paciente, que se sentirá más cómodo y seguro.

¿Cuáles son las causas de la sonrisa gingival?

Aunque se trate básicamente de una excesiva exposición de la encía, la sonrisa gingival es causada por una serie de factores que actúan de forma conjunta, podemos determinar que el tejido de las encías no es la única cuestión comprometedora. Las principales causas de la sonrisa gingival son cuatro:

E

Maxilar largo

Lo observamos en aquellas personen que han tenido un excesivo crecimiento vertical del maxilar superior.
E

Erupción pasiva alterada

En este caso una parte del diente queda cubierta por la encía, haciendo que éstos se vean más pequeños.
E

Posición dentaria baja

Causado por una sobreerupción de los incisivos superiores debido a una falta de contacto con los inferiores.
E
Labio superior corto que produce que se desplace hacia arriba y provoca la exposición excesiva de encía.

La solución para corregir la sonrisa gingival

Como hemos visto hay varios factores, por lo que primero debemos estudiar y analizar bien el rostro del paciente para ofrecer el mejor tratamiento, éste puede ser:

Cirugía Ortognática

Cuando la causa de la sonrisa gingival es tener un maxilar muy largo, y por lo tanto se trata de un problema esquelético, debemos optar la cirugía ortognática, la especialidad médica dedicada a recolocar los huesos de la cara en una óptima posición.

Lo conseguimos mediante la realización de cortes en los huesos (osteotomías) que permiten mover el maxilar superior, llevándolo verticalmente hacia arriba, y también sobre la mandíbula, adaptándola y fijándola a la nueva posición del maxilar superior, consiguiendo que los huesos aporten la proyección adecuada. Al corregir la sonrisa gingival, corregimos y tratamos a la vez todo el perfil facial.

Como todas nuestras cirugías ortognáticas, el tratamiento es 100% personalizada, una intervención planificada y ejecutada mediante guías y placas customizadas que permiten una cirugía segura, rápida y con resultados naturales y permanentes.

Gingivoplastia o Gingivectomía

Cuando la causa de la sonrisa gingival es una sobreexposición de encía debido a erupción pasiva alterada, el tratamiento a seguir es una cirugía llamada gingivectomía o gingivoplastia.

Se trata de intervenciones muy sencillas que consiguen aumentar la superficie de los dientes mediante la corrección de las encías, de 30 minutos y bajo anestesia local.

La gingivoplastia consiste en la corrección de las encías, mientras que la gingivectomía trata la eliminación del tejido sobrante de dichas encías.

En otras ocasiones donde el paciente muestra unos dientes son demasiado pequeños, también podemos aumentar su presencia mediante al colocación de carillas o coronas.

¿Qué es la sonrisa gingival? Todo lo que necesitas saber y cómo lo solucionamos

Gingivoplastia o Gingivectomía

Cuando la causa de la sonrisa gingival es una sobreexposición de encía debido a erupción pasiva alterada, el tratamiento a seguir es una cirugía llamada gingivectomía o gingivoplastia.

Se trata de intervenciones muy sencillas que consiguen aumentar la superficie de los dientes mediante la corrección de las encías, de 30 minutos y bajo anestesia local.

La gingivoplastia consiste en la corrección de las encías, mientras que la gingivectomía trata la eliminación del tejido sobrante de dichas encías.

En otras ocasiones donde el paciente muestra unos dientes son demasiado pequeños, también podemos aumentar su presencia mediante al colocación de carillas o coronas.

Plastia del labio superior y reposición muscular

Se trata de una pequeña cirugía consistente en reposicionar el labio superior y re-colocar la musculatura. Esta intervención se realiza con anestesia local, dura también unos 30 minutos aproximadamente y la incisión se realiza en el interior de la boca, no causando ninguna cicatriz visible a nuestros pacientes.

Es una de la cirugías más demandadas de la consulta, obteniendo resultados naturales, disminuyendo la exposición de la encía en 3-4 milímetros, obteniendo una sonrisa natural y disminuyendo de manera ostensible la exposición.

Infiltraciones de botox

Cuando el músculo elevador del labio es demasiado fuerte, éste se puede debilitar con inyecciones de Botox, asegurando que el músculo ejerza menos fuerza y que el labio no se eleve tanto al reírse. De esta manera conseguimos que las encías de nuestros pacientes sean menos visibles cuando sonríen manteniendo la expresión natural de su cara.

El inconveniente es que se trata de un tratamiento temporal y en ocasiones se producen resultados poco naturales al afectar el movimiento labial

¿Qué resultado aporta corregir la sonrisa gingival?

El cambio principal es la normalización de la cantidad de zona dental que enseña el labio tanto en reposo como en movimiento. Además, se consiguen cambios facial positivos deseados por nuestros pacientes.

si bien el principal beneficio es puramente estético, puesto que permite a los pacientes tener una sonrisa más bonita, armónica y proporcional, también tiene grandes beneficios psicológicos, ya que no tienen miedo a sonreír nunca más.

Si quieres más información sobre la sonrisa gingival no dudes en contactar con nosotros, ¡estaremos encantados de estudiar tu caso!

El especialista de Cirugía Oral y Maxilofacial Dr. Arcas lidera el equipo de médicos y cirujanos de la clínica maxilofacial MaxiloDexeus de Barcelona.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Dejanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…