El papel de la tecnología 3D en la cirugía estética

Es fascinante como los avances tecnológicos se incorporan y aportan conocimiento y posibilidades a la medicina, y en especial a la Cirugía de la Facial. La primera revolución la encontramos con la posibilidad de planificar en 3D la colocación de implantes dentales y obtener una férula que nos guía en la colocación de implantes sin necesidad de cirugía.

El segundo avance, que ya nos fascinó mucho en su tiempo, es poder imprimir el hueso del paciente a partir del scanner, consiguiendo de esta manera poder planificar la cirugía in situ a la vez que utilizarla como herramienta de comunicación del paciente. Siempre que he precisado este tipo de impresión en 3 dimensiones, el paciente se ha quedado fascinado al tener su hueso en la mano y al ver como a través de la simulación en 3D podemos obtener la imagen de los resultados tras la cirugía.

Hoy en día ya planificamos toda la cirugía Ortognática de forma virtual gracias al scanner facial y dental, de manera que somos capaces de reproducir los movimientos quirúrgicos, obtener férulas exactas y, de esta forma, vemos como nuestros pacientes se beneficien de una cirugía más exacta, mínimamente invasiva y con una recuperación espectacular.

Tenemos todavía mucho camino por andar, pero sin embargo los siguientes pasos serán espectaculares y fascinantes.

Uno de los siguientes pasos será, con seguridad, el que están descubriendo nuestros colegas de profesión de la Universidad de Pennsylvania, que han investigado la tecnología de la impresión 3D para poder reproducir modelos de las futuras narices de los pacientes que se someten a una rinoplastia. ¿Suena bien verdad?
 

Planificación en 3 dimensiones para cirugía estética

De momento el trabajo se encuentra todavía en primeras fases. Los investigadores aún no han reproducido modelos en tres dimensiones de pacientes reales, pero lo que está claro es que queda poco y de momento está impresionando a todos los cirujanos que hemos tenido la oportunidad de tener una nariz impresa en nuestras propias manos.

Para los pacientes, poder no sólo ver sino ademas tocar y apreciar todas las formas de su nariz, es impresionante. Es verdaderamente interesante ver las reacciones que tienen cuando sostienen el modelo de su propia nariz actual.

La impresión de objetos en tres dimensiones ha existido desde la década de los 80, pero ahora tenemos en nuestras manos la tecnología de poder imprimir como usuarios nuestros propios objetos hechos con varios materiales como caucho, plástico o metal. Para gente de nuestro sector, poder reproducir partes del cuerpo y crear prótesis es un sueño, aunque aún no exista la capacidad de producir tejido para ser transplantado al cuerpo humano.

Pero de momento si que contamos con la futura posibilidad de ver a nuestros pacientes sosteniendo sus narices, la actual y la nueva, creando un momento oportuno para hacer ajustes y hablar con nuestros pacientes con el fin de mejorar aún más su experiencia.

Esta realidad está al caer. El siguiente paso del estudio es probar la tecnología con modelos reales que reflejen con exactitud el “antes” y el “después”. De momento, nosotros estaremos atentos, ya que disponemos de la mejor tecnología para nuestros pacientes, y así será también en un futuro próximo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR