Parece una noticia futurista pero es actual, la semana pasa tuvo lugar la primera cirugía implantológica autónoma con éxito del mundo, en Xian, China. Obviamente el personal médico humano estaba presente pero en ningún momento tubo que intervenir en el procedimiento que duró aproximadamente una hora, durante la cual el robot dentista colocó dos implantes en la boca de una mujer.

Tras la colocación del robot e instalar el hardware por parte del personal médico, la máquina realizó algunas pruebas antes de implantar los dientes impresos en 3D en la boca del paciente, asegurando un margen de error de tan solo 0,2 o 0,2 milímetros, el estándar requerido para estos procedimientos. El dentista robot fue capaz de hacer ajustes basados en los movimientos de la paciente, adaptándose a ella.

Según los creadores del robot, éste combina la experiencia de un dentista con la precisión de la tecnología, y al mismo tiempo elimina casi por completo los fallos y errores humanos. Desarrollado conjuntamente durante los últimos cuatro años por el Hospital Estomatológico y la Universidad de Beihang, en Pekín, se espera que este cirujano robótico ayude a combatir la escasez de dentistas cualificados en el país asiático.

 

 

Según varios estudios, en China existen más de 400 millones de pacientes que necesitan nuevos dientes, pero el número de profesionales está claramente por debajo lo necesitado. Se llevan a cabo un millón de implantes al año en el país, pero su mala calidad crea problemas adicionales si se hubieran puesto en buenas manos.

Aunque más de 400 millones de pacientes necesitan nuevos dientes, en China sólo se colocan 1 millón de implantes al año

El mismo informe también señaló que los cirujanos robóticos son capaces de maniobrar fácilmente dentro del pequeño espacio dentro de la boca de un paciente y pueden trabajar en áreas que son típicamente difíciles de ver.

Como podéis observar, la tecnología avanza a pasos agigantados, cuesta imaginar ver robots colocando implantes, pero a lo mejor no está tan lejos como preveníamos.

A modo de reflexión debo destacar que detrás de cada robot, siempre tiene que haber un cirujano que valore e indique cual es el tratamiento adecuado para solucionar el problema del paciente. Como ejemplo podemos observar la cirugía con láser de la miopía, es cierto que una máquina es la encargada de hacer la intervención, pero es el cirujano quien la programa para garantizar los resultados óptimos.

En mi consulta sabemos que nuestros tratamientos individualizados son la clave de nuestro éxito, por lo que hasta la fecha, nos ayudamos de la mejor tecnología tanto en estudios como en la fabricación de piezas y materiales, pero contamos con un equipo con una dilatada experiencia que te garantizan los mejores resultados y los más naturales para cada uno de nuestros pacientes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest