Es cada vez más frecuente que acuda a mi consulta pacientes que ya han sido operados de rinoplastia para demandar una segunda opinión porque no están contentos con los resultados. Es lo que los cirujanos denominamos rinoplastia secundaria. Este procedimiento incluye un gran abanico de pacientes, desde los que buscan pequeños detalles que el anterior cirujano no ha sabido o podido obtener hasta pacientes con auténticos desastres que buscan un profesional con garantía y experiencia.

La rinoplastia secundaria supone un auténtico reto, pues me tengo que enfrentar a un anatomía totalmente alterada, a una fibrosis muy importante, y muchas veces a falta de recursos, como el poder obtener injertos de septo nasal.

Además nos enfrentamos también al problema de un paciente que ya se ha sometido a una cirugía sin el resultado esperado, y por tanto con todo lo que eso conlleva. Para estos pacientes Rinofast es una técnica ideal, pues permite obtener los mejores resultados sin tener que pasar por quirófano y de esta manera reduce el impacto de una segunda intervención.

¿Qué es una rinoplastia secundaria?

Como su nombre indica, la rinoplastia secundaria es una cirugía estética y funcional de la nariz que se realiza en aquellos pacientes que ya han sido operados previamente y necesitan una nueva intervención para corregir uno o varios defectos.

 
¿Qué es la rinoplastia secundaria?
 

Me encuentro con pacientes que acuden a mi consulta con problemas a causa de una mala intervención, y acuden a mi clínica para corregir problemas, estos pueden ser funcionales o estéticos. Los más comunes a resolver son:

  • Resección excesiva o asimétrica en una primera cirugía, lo que produce que se observe una nariz “claramente operada”, algo que debemos evitar a toda cosa como comenté en un artículo anterior. Es clásico encontrar pacientes que hace años se intervinieron y que vienen “desesperadas” por obtener naturalidad a su rostro y quitar el estigma.
  • Giba o laterorrinia, cuando la nariz aún sigue torcida tras la primera cirugía.
  • Alteraciones a causa de la cicatrización o pequeños detalles que producen una disconformidad por parte del paciente.
  • Pequeñas alteraciones de perfil donde no se ha obtenido el resultado esperado, asimetrías en la punta.

La rinoplastia secundaria o correctiva conlleva una serie de desafíos; en primer lugar la anatomía de la nariz ya ha sido alterada previamente por otra cirugía, por lo que técnicamente es más exigente y requiere de mucha atención, estudio, planificación y técnica para garantizar unos resultados excelentes, ya que el paciente esta vez quiere que sea definitivamente su última intervención.

¿Cuándo debe realizarse una rinoplastia secundaria?

A veces, a pesar del mejor esfuerzo por parte del cirujano y su equipo, es posible que sea necesario realizar una rinoplastia secundaria debido a una mala curación inesperada o a cambios en las proporciones faciales que dan como resultado una nariz no natural, que no va acorde con el rostro del paciente.

Por eso somos tan conscientes de la importancia de realizar planificaciones individualizadas que parten de previsiones estéticas hasta obtener narices armónicas con el rostro y que conserven toda la naturalidad.

Normalmente el abordaje de este tipo de cirugía es el de reconstruir la anatomía de la nariz y dotarla a la vez de su armonía y belleza. El objetivo es mejorar la estética nasal, preservar o mejorar las funciones respiratorias normales y garantizar resultados que estén con los deseo y objetivos del paciente.

¿Qué diferencias hay con una rinoplastia convencional?

La rinoplastia secundaria puede precisar de aporte de tejidos, generalmente de cartílago, al igual que con una rinoplastia convencional, por lo tanto el cirujano debe saber obtener este cartílago de una zona ya operada donde es posible que no exista. A veces puede incluso requerir la toma de injertos de zonas como el cartílago auricular. Sin embargo, la experiencia permite obtener resultados excelentes

 
¿Cuándo es necesaria una rinoplastia secundaria?
 

¿Qué resultados podemos esperar de una rinoplastia secundaria?

Es necesario que cada paciente comprenda que someterse a una rinoplastia secundaria no está bajo un “retoque”, sino que se trata de una cirugía seria y compleja que precisa de una exploración exhaustiva y completa. Es importante una buena comunicación, enseñar al paciente que aspectos serán mejorados y cómo y que grado de mejora estética y funcional obtendrá.

Si bien no hay una regla sobre cuántas veces un paciente puede someterse a una rinoplastia con seguridad, es importante tener en cuenta que cada cirugía puede llevar a más tejido cicatricial, lo que tiene un impacto significativo en la curación y resultados estético. Por eso en Maxilodexeus realizamos la cirugía de manera mínimamente invasiva, evitando cicatrices adicionales y ofrecer los mejores resultados, una nariz bonita acuerdo con el rostro de cada paciente.

Si deseas más información sobre la rinoplastia, no dudes en visitarnos o contactar con nosotros, confía en los mejores.

Rinofast, la rinoplastia avanzada

  • Solicita tu primera visita y nuestros expertos evaluarán tu caso de manera personalizada
  • Se realiza una cirugía rápida y sencilla, que no requiere anestesia general ni ingreso
  • La recuperación es rápida y los resultados inmediatos: en 24h podrás volver a tu vida normal
  • 24 horas

    Intervención de 1h y recuperación de 1 día

  • Económica

    Costes reducidos en comparación con la rinoplastia tradicional

Más informaciónConsultar ahora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest