Cada rinoplastia es única porque cada nariz y cada rostro es único. Me encuentro con pacientes que realmente desean y necesitan un gran cambio en su nariz, pero también otros que con solamente un pequeño cambio, un retoque, un mínimo detalle en la nariz, ésta realmente incrementa la belleza en el conjunto de la cara.

Los aspectos que habitualmente preocupan más entre mis pacientes son la giba (prominencia osteocartilaginosa del dorso de la nariz), las desviaciones y la punta nasal. En este post me centraré en contaros cómo trabajamos la punta de la nariz, elemento en que la forma y tamaño están determinados por la forma de la estructura cartilaginosa y el grosor de la piel.

Cada punta debe ser analizada de forma individualizada con el resto de estructuras de la nariz del paciente, solamente así podemos garantizar una punta acorde con el rostro; no se trata de “hacer” la punta más bonita, sino de conseguir aquella que encaje a la perfección con la naturalidad y todos los elementos de la cara del paciente.

¿Qué podemos corregir?

Las intervenciones en que solamente operamos la punta de la nariz, se le denomina rinoplastia de punta, donde básicamente nos centramos en el cartílago para mejorar su forma y tamaño.

Entre las deformidades que requieren de una mejora estética, normalmente encontramos:

  • La hiperproyección o punta prominente,
  • la hipoproyección o falta de proyección,
  • la punta ancha,
  • la punta caída,
  • la punta desviada y
  • la punta bífida.

¿Qué elementos forman la punta nasal?

Primero es importante entender y comprender la punta nasal; dos arcos cartilaginosos forman el trípode, llamados cartílagos alares, y la parte media de estos dos arcos se unen para formar la columela, el elemento que separa las fosas nasales y forman la pata media del trípde. El lateral de los dos cartílagos alares se bifurcan hacia fuera para formar las dos otras patas del trípode. Es importante conocer todos los elementos de la punta ya que cada tratamiento es diferente y específico para cada paciente, así podemos corregir cualquier deformidad.

 
Retoque de la punta de la nariz con una rinoplastia
 

¿Cómo podemos corregir la punta nasal?

La reparación de la punta de la nariz es una intervención relativamente sencilla. Con la técnica Rinofast la realizamos bajo anestesia local y de manera mínimamente invaisva. Las pequeñas incisiones se sitúan dentro de la nariz por lo que son invisibles a los ojos de la gente. Además la recuperación con este procedimiento es realmente muy rápida, de unas 48 horas aproximadamente.

La operación se trabaja sobre el cartílago, éste de remodela o se reduce dependiendo del caso, incluso se puede reubicar en la parte superior de la nariz para levantar el puente. En caso de punta caída, podemos remover parte del cartílago y del propio tabique, creando una punta más elevada, fina y definida. Esta técnica además nos permite modificar las fosas nasales y hacerlas más pequeñas.

A continuación vamos a ver cómo reparamos los casos más comunes:

  • Cuando el paciente acude con hiperproyección y se observa una sobreproyección a causa de unos cartílagos alares muy proyectados por un apoyo sobresalido o por un exceso de los mismos. La solución es la resección de la base de los cartílagos y en ocasiones también de la espina nasal anterior, consiguiendo reducir el tamaño hasta que sea armónico y acorde con el rostro del paciente.
  • Cuando el caso es la hipoproyección y el paciente acude a la consulta para conseguir más proyección y forma, podemos solucionarlo, dependiendo del problema en concreto, modificando la forma del cartílago o, en casos más extremos, mediante injertos o implantes en la columela o la punta de la nariz.
  • En muchos casos me encuentros pacientes con una punta bífida, sinónimo de falta de unión de los cartílagos alares en la parte más anterior de la punta y como consecuencia encontramos un defecto de proyección. Podemos solucionarlo saturando en la línea media los dos cartílagos, en muchos casos con este movimiento conseguimos la mayor proyección deseada.
  • En los casos de punta ancha, debemos analizar y saber la causa del problema, que puede ser por presentar una piel muy gruesa o por tener un cartílago excesivamente ancho y fuerte. Normalmente lo solucionamos mediante una sección en el cartílago, de manera mínimamente invasiva con una intervención de 60 minutos aproximadamente.
  • Finalmente, la punta caída normalmente necesita cambiar la tendencia del cartílago alar, recortamos su parte superior o seccionamos el músculo depresor nasal.

 
Cirugía para retocar la punta de la nariz
 

Como podéis ver, es importante conocer toda la anatomía de la nariz y de la zona, ya que dependiendo del caso es necesario una actuación u otra. En muchas ocasiones además de la punta es preciso actuar sobre otras estructuras nasales para garantizar unos resultados óptimos.

Si quieres beneficiarte de nuestra técnica Rinofast y conseguir tu punta nasal deseada en una hora, con anestesia local y de manera mínimamente invasiva, no dudes en contactar con nosotros, estudiaremos tu casos y te ofreceremos la mejor solución.

Rinofast, la rinoplastia avanzada

  • Solicita tu primera visita y nuestros expertos evaluarán tu caso de manera personalizada
  • Se realiza una cirugía rápida y sencilla, que no requiere anestesia general ni ingreso
  • La recuperación es rápida y los resultados inmediatos: en 24h podrás volver a tu vida normal
  • 24 horas

    Intervención de 1h y recuperación de 1 día

  • Económica

    Costes reducidos en comparación con la rinoplastia tradicional

Más informaciónConsultar ahora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest