Una de la consultas mas frecuentes a nivel de la cirugía ortognática es la de la mordida abierta. Mis pacientes acuden motivados solo por un tema dental o por la repercusiones estéticas: en el primer caso refieren que no son capaces de comer un bocadillo por la falta de contacto anterior, generalmente son adolescentes que esperan finalizar el crecimiento para operarse. Por otra parte también tengo pacientes adultos, que son conscientes no solo del problema de oclusión, sino también de la repercusión estética que tiene en su cara, y quieren normalizar su perfil.

La maloclusión es un problema que va en aumento en nuestro país:

Varios estudios demuestran que alrededor del 70% de los niños presentan alguna desviación de la oclusión ideal, y el 30% necesita tratamiento odontológico para corregirlo.

La mordida abierta es uno de los problemas más comunes de maloclusión dental y si no se trata a tiempo provoca varios problemas persistentes durante la vida adulta más difíciles de corregir. Por suerte, es un problema fácil de diagnosticar y existen tratamientos odontológicos y quirúrgicos efectivos para corregirlo.

¿Cómo detectar la mordida abierta?

Observamos la mordida abierta donde los dientes posteriores contactan de forma prematura impidiendo que los dientes anteriores lleguen a cerrar. Esto implica problemas importantes como una mala dicción, problemas de articulación de la mandíbula y una evidente alteración en el perfil facial.

 
¿Qué es la mordida abierta?
 

Tipos de mordida abierta

Podemos distinguir varios tipos de mordida abierta dependiendo de la zona en la que se produce la maloclusión:

  • Mordida abierta anterior: Es un conjunto de malas oclusiones que se produce cuando no hay contacto entre los incisivos y a veces tampoco en los premolares y molares. Puede ser causa de motivos esqueléticos, musculares, dentales o de hábitos.
  • Mordida abierta lateral: Se da cuando no existe contacto entre los premolares. Suele ser causa de factores dentales y musculares que suelen ser consecuencia de malos hábitos.
  • Mordida abierta posterior: Es menos común que la mordida abierta anterior y sucede cuando no hay contacto entre molares.
  • Mordida abierta completa: Es una combinación de la mordida abierta anterior y posterior, de modo que solo hay contacto entre los últimos molares.

¿Cuáles son las causas de la Mordida Abierta?

Si bien es fácil detectarla, a menudo es complicado determinar la causa. Los factores genéticos son muy importantes, pero también algunos malos hábitos adquiridos durante la infancia. Básicamente podemos definir dos causas; dental o esquelética.

  • Problema dental: La falta de contacto con los dientes anteriores se produce por una incorrecta alienación dental. Si el problema es de este tipo, un tratamiento de ortodoncia es la solución indicada.
  • Problema esquelético: En la mayoría de casos, el problema es esquelético. El maxilar o la mandíbula están mal posicionados, hecho que provoca una desarmonía aparente entre las dos arcadas. En este caso, la solución es una combinación de cirugía ortognática y ortodoncia.

 
Causas de la mordida abierta
 

¿Qué problemas causa la Mordida Abierta?

El primer problema visible es a nivel estético; un aspecto poco estético al sonreír, pero también conlleva complicaciones que afectan negativamente al día a día de nuestros pacientes:

  • Dificultad para masticar: La maloclusión se traduce en muchas ocasiones en dificultad para comer dado que la masticación no se realiza de forma correcta.
  • Problemas en el habla: El ceceo es característico en pacientes con mordida abierta.
  • Dificultad al respirar: Algunos pacientes presentan dificultades para obtener oxigeno al no tener los maxilares desarrollados correctamente y les cuesta obtener aire por la nariz y lo compensan respirando por la boca, algo que puede agravar aún más la maloclusión.
  • ATM: Los trastornos de la articulación temporomandibular se manifiestan con síntomas como el dolor en cabeza, cuello o cara; bloqueos o chasquidos de la mandíbula; etc. La maloclusión provoca estrés en los músculos y articulación que conectan la mandíbula con el cráneo.

Obviamente todos estos problemas, tanto funcionales como estéticos, provocan problemas de autoestima a los pacientes, empeorando su calidad de vida. A continuación os cuento las soluciones más innovadoras de las que disponemos en MaxiloDexeus, centro referente en Cirugía Ortognática.

Soluciones de la Mordida Abierta

En el caso de adolescentes y adultos observamos unos huesos que ya han completado su desarrollo. Para estos pacientes la solución puede ser la utilización de Brackets, alineadores transparentes, ortodoncia lingual o cirugía ortognática en los casos donde la ortodoncia no podrá solucionar el cierre.

Cuando se trata de adultos con un cuadro severo de mordida abierta, lo más apropiado puede ser someterse a un tratamiento de cirugía ortognática.

Este tratamiento consiste en la combinación de cirugía y ortodoncia. Se realiza una cirugía sobre el maxilar superior para desplazarlo hacia arriba, o sobre la mandíbula para adelantarla y/o rotarla dependiendo de los casos.

Existe el error de pensar que con la ortodoncia es suficiente para solucionar el problema, se trata de una solución a corto plazo, ya que al retirarse el problema aparece de nuevo.

 

¿Cómo es la Cirugía Ortognática en MaxiloDexeus?

El procedimiento estándar trata de realizar primero una ortodoncia, luego la cirugía para terminar otra vez con ortodoncia para fijar los resultados.

En MaxiloDexeus hemos evolucionado la Cirugía Ortognática y utilizamos el protocolo Surgery First, una alternativa que consiste en realizar la cirugía sin ortodoncia previa, acortando los tiempos del tratamiento y mejorando la estética de los pacientes des del principio. El estudio exhaustivo del paciente determinará si puede someterse a este procedimiento más corto o tendrá que seguir el tratamiento tradicional.

 
Surgery First en cirugía ortognática para la mordida abierta
 

Estudio, planificación 3D y placas customizadas

Los pacientes con mordida abierta vienen muy preocupados ya que la Cirugía Ortognática es una cirugía importante. Lo primero que hacemos es un análisis tridimensional de la anatomía del paciente en 3D para valorar los tejidos duros y blandos y los dientes del paciente.

Con esta tecnología podemos hacer una predicción exacta de los resultados y podemos contar al paciente cómo será la intervención. De este modo conseguimos que estén más tranquilos, seguros y decididos con la cirugía.

Toda la intervención está 100% planificada para el paciente, estudiamos caso a caso la mejor solución y fabricamos guías de corte y placas customizadas, algo que también tranquiliza al paciente ya que sabe que todo ha sido estudiado solamente para él, garantizando los mejores resultados.

Si quieres más información, confía en un equipo siempre al día de las últimas técnicas quirúrgicas y que te garantiza una perfecta orientación y elevado trato profesional y humano.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest