La belleza de la sonrisa juega un papel protagonista en la estética de las personas. Una sonrisa bonita es uno de los gestos más bonitos que existen, es sinónimo de alegría, felicidad, diversión, etc. La sonrisa de una persona influye en su vida social y en su día a día.

Tener una sonrisa bonita no es solamente tener los dientes blancos y bien alineados, sino también influyen otros factores, entre ellos la exposición de las encías al sonreír. Un destacado exceso de esta exposición hace que la sonrisa pierda belleza y se vea desproporcionada, Muchas veces es a causa de un maxilar excesivamente largo, lo que implica tener una cara demasiado larga.

Mis pacientes que han sufrido de sonrisa gingival cuentan que puede convertirse en un auténtico complejo, provocando que no quieran o se tapen al sonreír, afectando notablemente en su autoestima. Por suerte tiene varias y sencillas soluciones que veremos más adelante.

¿Qué es la Sonrisa Gingival?

Observamos la sonrisa gingival en aquellas personas que al sonreír nos muestran una parte importante de sus encías. Se trata de percepciones; son gingivales aquellas sonrisas en que las proporciones de dientes, encía y maxilar superior no están en armonía.

Como he comentado al principio, la sonrisa es básica para nuestro día a día y es necesario que tenga un equilibrio entra la forma y la simetría de los dientes, los labios y los encías y como estos se relacionan en la cara de cada persona.

Como podéis ver, cada persona tendrá sus proporciones y elementos concretos, por lo que es muy importante realizar un tratamiento cien por cien individualizado para cada paciente como hacemos en Maxilodexeus, para garantizar resultados naturales y acordes con la cara del paciente.

 
Corrección de la sonrisa gingival
 

¿Cómo se si tengo Sonrisa Gingival?

Si bien cada persona es única y las percepciones son distintas en cada una, se ha establecido una regla para detectar si una persona padece se Sonrisa Gingival o no, midiendo el tamaño de encía que se muestra. Existen varios niveles de severidad:

  • Leve: Cuando se muestras de 2 a 4 milímetros de encía.
  • Moderado: Cuando se muestran de 4 a 6 milímetros de encía al sonreír.
  • Severa: Cuando observamos más de 6 milímetros y la cantidad de encía mostrada es desproporcionada

¿Qué consecuencias tiene no corregir la Sonrisa Gingival?

Las personas que acuden a mi consulta suelen tener miedo a sonreír por lo que tienen su autoestima y confianza se ven realmente afectadas. La corrección aporta grandes e importantes beneficios psicológicos para el paciente, una mejora en su vida social que hace que se sienta más cómodo y seguro. Sonreír sin complejos, sin taparse la boca, y disfrutar de los momentos de la vida en plenitud.

Causas de la Sonrisa Gingival

Si bien a primera vista observamos que se trata de una excesiva exposición de la encía, la sonrisa gingival es causada por una serie de factores, entre ellos:

  • Tener unos dientes proporcionalmente pequeños.
  • Presentar un músculo elevador del labio superior muy desarrollado.
  • Un crecimiento excesivo del maxilar superior.
  • Exceso de encías.

¿Cómo corregimos la Sonrisa Gingival?

Primero debemos estudiar todos los factores mencionados anteriormente mediante un estudio facial tanto 2D como 3D que nos permite saber con exactitud:

  • La cantidad de encía expuesta.
  • El tamaño y la forma de los dientes.
  • La longitud y el grado de movilidad del labio superior.
  • La posición vertical del maxilar y de los dientes superiores en relación con el resto de la cara y el cráneo.

 
Tratamientos para corregir la sonrisa gingival
 

Una vez tenemos una reproducción en 3 dimensiones del rostro del paciente, analizamos las mejores opciones y ofrecemos la mejor solución. En Maxilodexeus tenemos los mejores tratamientos para solucionar la sonrisa gingival:

Cirugía Ortognática

Se opta por cirugía ortognática cuando la causa de la sonrisa gingival es presentar un maxilar superior demasiado largo, esta técnica nos permite recolocar los huesos de la cara de manera óptima. Es común que los pacientes con sonrisa gingival también presenten mordida abierta y un retrognatismo mandibular. En la consulta analizamos cada caso para ofrecer la cirugía más adecuada que corrija todos los problemas de la manera menos invasiva y con los mejores resultados.

Mediante osteotomías (cortes en los huesos), podemos mover el maxilar superior, llevándolo literalmente hacia arriba, pudiendo adaptar la mandíbula y fijarla a la nueva posición del maxilar superior, consiguiendo que los huesos aporten la proyección perfecta.

La cirugía ortognática en Maxilodexeus es de las más seguras gracias a la tecnología y herramientas de las que disponemos. Los cortes en los huesos que mencionaba, los realizamos mediante guías de corte fabricadas expresamente para cada paciente, asegurando cortar exactamente por donde queremos, sin afectar ningún nervio o elemento de la cara.

La nueva posición se fija con placas customizadas también para cada paciente, se fabrican de forma individualizada para garantizar la mejor posición y resultados.

Por lo general se realiza bajo anestesia general pero de manera mínimamente invasiva y sin realizar ningún corte en la piel. Cuando la sonrisa gingival es más leve o no tan moderada, disponemos de otros tratamientos que detallo a continuación.

Botox

Cuando la causa es que el músculo elevador del labio es demasiado fuerte, éste se puede debilitar con inyecciones de Botox, asegurando que el músculo ejerza menos fuerza y que el labio no se eleve tanto al reírse. De esta manera conseguimos que las encías de mis pacientes sean menos visibles manteniendo la expresión natural de su cara.

Miotomía

Se trata de una pequeña cirugía para debilitar el músculo elevador del labio superior situado entre la encía y el mismo labio. Esta intervención se realiza con anestesia local, dura unos 30 minutos aproximadamente y la incisión se realiza en el interior de la boca, no causando ninguna cicatriz visible.

Gingivoplastia o Gingivectomía

A veces unos dientes pequeños pueden ser la causa de la sonrisa gingival. En este caso, una gingivoplastia o gingivectomía pueden ser la solución, aumentando la superficie de los dientes mediante la corrección de las encías. La gingivoplastia consiste en la corrección de las encías, mientras que la gingivectomía trata la eliminación del tejido sobrante de dichas encías.

Carillas o coronas

Como en el tratamiento anterior, cuando los dientes son demasiado pequeños, podemos aumentar su presencia mediante al colocación de carillas o coronas.

Con todos estos tratamientos conseguimos que la cantidad de encía mostrada sea óptima, placentera para los demás y, sobretodo, para uno mismo. Si quieres corregir tu sonrisa no dudes en contactar con nosotros, estudiaremos tu caso y te ofreceremos la mejor solución para que rías sin ningún tipo de complejo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest