Contacta con nosotros sin ningún compromiso

Consultar ahora

La cirugía ortognática paso a paso

La cirugía ortognática se realiza con la movilización del maxilar superior y la mandíbula.

Requiere de un estudio cuidadoso de cada rostro y de un tratamiento en equipo entre el ortodoncista y el cirujano maxilofacial.

¿Cómo se lleva a cabo una cirugía ortognática?

La intervención se realiza bajo anestesia general, corrigiendo la posición de los maxilares mediante incisiones intraorales (sin ninguna cicatriz facial).

A continuación se realiza la osteotomía de uno o de los dos maxilares, dependiendo de cada caso, y se reponen en la nueva posición fijándose con placas customizadas para cada paciente. Éstas placas se fabrican de forma individualizada para garantizar la mejor posición y resultados.

Las nuevas tecnologías permiten a los cirujanos maxilofaciales mostrar simulaciones de tratamiento antes de aplicar la cirugía para que el paciente pueda evaluar el resultado.

¿Tienes alguna duda sobre tu caso?

Contacta con nosotros sin ningún compromiso.

Cirugía ortognática, antes y después

La Cirugía Ortognática
en 4 fases:

1

Planificación.

Apoyándonos en los últimos avances de la tecnología 3D realizamos una visualización virtual de cómo se llevará a cabo la cirugía. Analizamos junto al paciente su rostro, y teniendo en cuenta sus preferencias, estudiamos los rasgos que pueden ser modificados y mejorados.

También en la primera fase creamos las férulas quirúrgicas: obtenemos modelos dentales, unos días antes de la intervención, que nos ayudan a la hora de llevar a cabo intervenciones guiadas, con resultados predecibles.

En determinados casos apostamos por el llamado protocolo Surgery First, y la decisión se toma en esta primera fase. Si el procedimiento convencional es:
Ortodoncia –> Cirugía ortognática –> Ortodoncia, el protocolo Surgery First consiste en realizar la intervención quirúrgica sin preparación ortodóncica previa. Es justo después de la cirugía cuando se inicia el tratamiento ortodóncico para lograr el alineamiento final de los dientes. La gran ventaja de este protocolo es que hace que el tratamiento global sea mucho más corto. El cambio estético también se aprecia claramente antes.

2

Intervención

En MaxiloDexeus contamos con anestesiólogos experimentados que permiten realizar la cirugía con una hipotensión arterial controlada, lo cual minimiza la pérdida de sangre, repercutiendo en una más rápida recuperación.

Las nuevas técnicas permiten realizar incisiones reducidas que afectan al mínimo los tejidos de las encías. Esto lo conseguimos gracias a la buena planificación y a la última tecnología 3D que nos permite observar y realizar los cortes de manera exacta, evitando así las lesiones producidas por las antiguas incisiones (sangrado, dolor y complicaciones dentales y óseas). Para evitar infecciones e inflamación, nuestras intervenciones se realizan con el mínimo tiempo necesario, gracias al trabajo coordinado de nuestro equipo y a la planificación previa.

3

Post-Operatorio

Nuestra experiencia y tecnología incide en una rápida recuperación, con una reincorporación laboral en apenas 10 -15 días. El paciente debe seguir una dieta blanda durante 30-40 días que se inicia el mismo día de la intervención. Un postoperatorio sin dolor (sólo acompañado de hinchazón facial, que se normaliza a los 5-7 días) y resultados claramente visibles en apenas 10-15 días.

Contamos también con un novedoso sistema: la Hiloterapia, un tratamiento térmico que ayuda a disminuir el daño tisular, disminuyendo la necesidad de oxígeno en el tejido afecto y favoreciendo el drenaje linfático. La hiloterapia se utiliza en el post-operatorio inmediato mediante la aplicación de una máscara facial cuya temperatura se regula a temperatura constante (15-16 grados), evitando las fluctuaciones térmicas que se tienen con otros sistemas.

El sistema es realmente cómodo y el paciente no tiene que preocuparse de nada. La sensación de frío controlada hace más llevadera la estancia hospitalaria, incluso hasta el punto de precisar menor tratamiento analgésico. Se obtiene también una gran mejoría al minimizar el edema y por tanto la recuperación y los días de baja laboral.

4

Estabilidad de los resultados

En pacientes con tratamiento ortodóncico u ortodóncico-quirúrgico la estabilidad de la oclusión es uno de los grandes objetivos. Factores hereditarios, de maduración, los hábitos del paciente… pueden provocar la pérdida de estabilidad y consecuentemente la recidiva, por ejemplo en casos de Mordida Abierta (la que se da cuando existe una clara separación entre los dientes superiores e inferiores al cerrar la mandíbula).

Para obtener resultados satisfactorios y duraderos, lo principal es partir de una fase de planificación correcta, observar los aspectos cefalométricos relacionados y aplicar el tratamiento y protocolo apropiado. Finalmente es importante la retención tras la acción correctiva, para fijar la oclusión que hemos logrado establecer.

¿Más dudas sobre la cirugía ortognática?

Contacta con nosotros sin ningún compromiso.

Además, te puede interesar:

Asimetría facial

Testimoniales

Prognatismo o Clase III

Retrognatia o Clase II

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR