Tumor de parótida

Los tumores en los conductos salivales son poco comunes: sólo hay entre 2 y 3 casos de cáncer por cada 100.000 personas en España.

La mayoría de ellos, eso sí, se producen en la parótida (entre el 80 y el 90% de esos casos).

El paciente suele referir la aparición de una tumoración en la región parótida (por delante de la oreja), de crecimiento lento, incluso en algún paciente durante años. Si el paciente refiere un crecimiento rápido, dolor, la aparición de una parálisis facial, o la presencia de un ganglio es probable que se trate de un tumor maligno.

La experiencia y la tecnología le aporta la seguridad de extirpar el tumor sin lesionar el nervio. La vocación estética permite obtener un resultado con cicatrices invisibles y sin secuelas estética tras la intervención.

¿Cómo se trata un tumor de parótida?

El tratamiento más habitual consiste en pasar por quirófano para extirpar la glándula afectada. La intervención es delicada pues debe disecarse el Nervio Facial que se halla en contacto con el tumor y que proporciona la movilidad de la cara.

En caso que el tumor sea benigno, no es necesario ningún otro tratamiento y la recuperación es muy rápida. En caso que el tumor sea canceroso, será necesario proceder a un vaciamiento de los ganglios y a un un tratamiento de radioterapia y quimioterapia si se considera que el paciente es de alto riesgo.

1

Caso de estudio

Un caso de éxito del equipo de cirujanos maxilofaciales del Dr. Arcas, de la clinica Quiron-Dexeus de Barcelona. Paciente con tumor parotida.

"Caso de estudio de un tumor de parótida"

Además, te puede interesar: